Los 10 errores más comunes al decorar un dormitorio

Ayúdanos a compartir este contenido con otrosShare on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on Google+0

 

10-errores-al-decorar-1

Desaciertos comunes en la decoración de dormitorios

Tan importante es saber qué cosas hacer, cómo el modo de llevarlas a cabo correctamente. Para eso se pueden seguir ciertos consejos y puntos clave en la decoración de dormitorios, pero también es recomendable informarse sobre las equivocaciones más repetidas y así poder evitarlas. Es por ello que te traemos una lista de los errores más frecuentes a la hora de definir el estilo de una habitación.

1. No tener crítica propia, dejar que los demás decidan por ti

Tener a nuestro alrededor a personas que puedan aconsejarnos en la decoración de dormitorios es beneficioso y siempre puede ayudarnos, pues en ciertos casos tienen más experiencia u otro punto de vista que es interesante averiguar. Pero tienes que tomarte tu tiempo y pensar en tus gustos y preferencias, reflexionar sobre qué es lo que tú quieres y cómo lo quieres, porque después de todo lo importarte es la experiencia  de la persona que va a habitar el cuarto decorado. Entonces tienes que tener en cuenta las opiniones que te den pero a la vez tener iniciativa propia y definir tus propias ideas.

2. Ir por la pintura primero sin importar lo demás

Un desacierto muy común en la decoración de dormitorios, que muchas veces pasa totalmente desapercibido. Colores hay tantos como gustos o personalidades, nos podemos cansar de examinar la variedad y aun así tendremos muchísimos más por explorar, mientras que mobiliarios y accesorios no los hay tantos, y su elección es más compleja: va a costar que encontremos agregados y muebles para todos los colores. Entonces lo recomendable es dejar la pintura para lo último, o al menos tomarlo como una de las últimas cosas; así una vez que ya hayamos decidido los adornos y demás elementos que ocuparán la alcoba, podemos distinguir con claridad qué tono de pintura es el ideal. Y sumando otra recomendación a lo anterior, la pintura se puede comprar en pequeñas cantidades y probar en una zona de la pared cuál es su efecto con luz natural y con luz artificial.

3. No informarte sobre los diferentes estilos

Tener mucha creatividad es un gran punto a favor, pero siempre es bueno conocer las modas y estilos más usados y aplicados a la decoración de dormitorios. Hay muchos que son tendencia actualmente y quedan muy bellos, entre ellos están el oriental, el toscano y el minimalista. Muchas veces tenemos que fijarnos en ciertos detalles para poder esclarecer el panorama y saber cuál elegir, por ejemplo debemos pensar en la edad de quien va a ocupar el dormitorio y qué temáticas pueden ser de su agrado, u otro ejemplo sería el de prestar atención a los estilos de las demás habitaciones de la casa, para que combinen entre si y no se produzca una descoordinación desagradable.

4. Adquirir muebles que no sean de tu total agrado

Debes apreciar mucho cada elemento que coloques en la habitación, ya que formará parte casi permanente del ambiente que habitarás. No solo debes fijarte que combine y que sea útil, sino que tienes que amarlo y tener en cuenta que lo verás muy a menudo. Cuando se tiene un balance entre utilidad, estilo y gusto propio se puede hacer de tu dormitorio un lugar genial donde la estancia es sumamente placentera.

5. La pared para los muebles, colocar todos en ella

Un desliz más para la lista. Puede que un gran armario no vaya muy bien justo en el medio de la habitación, pero eso no significa que todos los mobiliarios tengan que estar posicionados pegados a la pared. Tienes que ubicar todos los componentes de la alcoba de forma que el espacio sea aprovechable y cómodo, y al mismo tiempo debe poseer estilo para no quedar desfasado.

6. Usar mobiliarios de calidad baja

A la hora de comprar muebles el precio es un punto clave para nuestra decisión, pero a la vez nos puede jugar en contra, puesto que una mala elección (por ejemplo de muebles baratos y de mala calidad) podría llevarnos a que al poco tiempo tengamos que gastar dinero en repararlos o reemplazarlos con otros nuevos, sin contar que si están deteriorados irán contra la decoración de la habitación y no se verán muy bien. Si elegimos muebles que tengan buena relación entre precio y calidad, estaremos tomando una buena decisión sin lugar a dudas.

7. No quitar algo por lástima

Una equivocación muy frecuente en la decoración de dormitorios es la de conservar objetos por simple lástima, no lo quitamos por tener melancolía y apreciar los recuerdos con dicho elemento o las experiencias que vivimos con el mismo. Pero si no encaja en el diseño debe moverse, no podemos dejar que estropee el ambiente que creamos con esfuerzo solo por empeño en mantener muebles que realmente no son útiles.

10-errores-al-decorar-2

8. Comprar en exceso

Recargar demasiado el cuarto es un despiste que muchos cometen, y lo que es peor el hecho de tener elementos en exceso puede llevarnos a desembolsar mucho dinero cuando en realidad no necesitamos hacerlo. Si no tienes el capital para comprar sin control, no lo hagas y mantén cuidado minucioso en el tema de los gastos. Además de que la moda cambia y/o queremos renovar el estilo cada cierto tiempo, lo que lleva al desuso de los objetos que compramos en un principio, algo nada favorable para nuestro bolsillo.

9. No darle importancia a los colores

Algo que sin lugar a dudas es importante en la decoración de dormitorios son los colores que vayamos a utilizar, ellos definen si el lugar va a ser armonioso o no, de ellos depende que el ambiente desprenda calma y tranquilidad o desorden y confusión. Los tonos que utilicemos en las paredes deben coordinar con los presentes en muebles, alfombras, cortinas, etc.

10. Dejar que reine el desorden

Algo que va a decir mucho de ti es la forma en que se encuentra la habitación, y si pretendes lograr un acabado estéticamente agradable el desorden no tiene lugar, no puede existir en el cuarto. Sin importar las cantidades de esfuerzo, tiempo y dinero invertidas en el lugar, si está todo en desorden no será visualmente agradable y por lo tanto se habrá desperdiciado todo lo que allí logramos con lo antes mencionado.

Ayúdanos a compartir este contenido con otrosShare on Facebook2Tweet about this on TwitterShare on Google+0

¿Te gustó? Comenta!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *